A veces es divertido ver cómo puede cambiar una ciudad. En este artículo, Dave Hill le muestra antiguas postales de Londres y los "trucos" de los editores de tarjetas para no tener que desplazarse. ¡Buen paseo!

Para empezar, esta es probablemente la postal más popular de Londres, el Palacio de Buckingham, el hogar de nuestra Reina. Notará que su aspecto es muy diferente en las antiguas postales eduardianas que en las georgianas. Esto se debe a que el nuevo monarca, Jorge V, remodeló completamente el exterior del palacio en 1910. (Uno espera que se haya prestado cierta atención al interior, ya que la reina Victoria dijo en su día que era frío y que había muy pocos aseos). Así lo demuestran las dos postales ilustradas.

Uno de los grandes impresores de tarjetas postales fue Valentines, pero tenía su sede en Dundee, Escocia, a casi 800 kilómetros de Londres, y no podía permitirse enviar a un fotógrafo cada vez que quería una nueva imagen. Así que el impresor tuvo la idea de sustituir los antiguos autobuses de techo abierto por autobuses de dos pisos de techo cerrado, pensando que eran más modernos. En esta ilustración que muestra los autobuses en Regent Street, ¡se pueden ver estos autobuses “híbridos”!

¡Valentín no se detuvo solo con eso! El impresor no dudó en eliminar las estatuas, como se muestra en estas postales de Cheapside. Esto demuestra un cierto conocimiento de Londres, ya que no todo el mundo sabe que la estatua de Sir Robert Peel fue retirada de esta concurrida calle en 1935. ¡Todo lo demás es igual en ambas postales!

Debía ser aburrido que te enviaran a buscar una nueva foto de un lugar turístico, solo para descubrir que lo estaban derribando o que estaban derribando un edificio en el fondo. Esto se solía sortear tomando la foto desde una posición diferente, como este plano de Trafalgar Square. Acabo de darme cuenta de que la postal fotocromática muestra la demolición del Hotel Morleys a la izquierda (el hotel ha sido sustituido por Africa House).

 Valentines no fue la única editorial de tarjetas postales que actualizó sus imágenes o que se vio sorprendida por una demolición. Ha habido muchas otras. Se puede rastrear fácilmente el desarrollo de un sitio turístico, ya que hay muchas postales de Londres, ¡mientras que se podría esperar una eternidad para encontrar postales de ciudades más pequeñas!

Si (como a mí) le interesan los edificios de Londres, le recomiendo que consiga el libro de Harold Clunn “The Face of London”. El autor también escribió “The Face of Paris”.

Articulo de Dave Hill

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.