Walburge_collection es una casa numismática belga activa en Delcampe desde 2013. Durante un encuentro, tuvimos la oportunidad de hacerle algunas preguntas sobre su apasionante trabajo en el universo de las monedas.

¿Cuándo lanzó su casa numismática?

Mi tienda se inauguró el 1 de septiembre de 2000, hace ya 22 años. Llevaba coleccionando monedas desde los 9 años, cuando encontré mi primera moneda en el vertedero de detrás de la casa de mis padres,
en el fondo de una vieja bolsa de cuero. Era una moneda de plata muy pequeña de Louis-Philippe. Se lo enseñé a mi abuela, que me dio una vieja billetera de mi abuelo con algunas monedas antiguas.

Realmente fui un coleccionista desde los 12 hasta los 20 años. A esa edad, volví del ejército y empecé a ser vendedor. Pero todavía no era un profesional. Solía ir a mercadillos, ferias o exposiciones. Además de la numismática, trabajaba como panadero. Cuando mi jefe falleció, en lugar de irme a otra panadería, decidí montar mi propio negocio de numismática.

¿Sigue siendo coleccionista?

De momento sigo siendo coleccionista pero ya no de monedas porque ser comerciante y coleccionista es muy complicado. Desde entonces, colecciono postales de la ciudad de Aquisgrán.

¿Qué le gusta de Delcampe?

Empecé a vender en Delcampe en 2013. Lo que me gusta de Delcampe es que encuentro una clientela buena y fiel. Mi objetivo es ofrecerles monedas bonitas a un precio razonable.

En este momento estoy poniendo a la venta entre 80 y 100 monedas nuevas cada día. Hago las fotos con unos días de antelación cuando tengo tiempo libre entre dos clientes y vendo más o menos 1000 al mes.

¿Cuál es la moneda más antigua que ha vendido?

La moneda más antigua que he vendido en mi carrera data del año 1500 antes de Cristo.

He vendido varias veces monedas de la Antigüedad a precios bastante razonables. Las monedas de plata antiguas se pueden encontrar a precios entre 50 y 100 €. La gente puede sorprenderse.

¿Cómo se evalúa el estado de las monedas?

El estado de las monedas es una cuestión difícil. Algunas personas encuentran monedas en casa y las frotan para hacerlas más bonitas. Aunque la moneda esté oxidada, no hay que frotarla, ¡es un gran error!

Déjeme mostrarle un ejemplo, este conjunto de monedas de la Revolución Francesa. Hay algunas monedas absolutamente excepcionales. Aquí están algunos de los escudos de Luis XVI. Uno que es muy raro es el medio escudo revolucionario con la efigie de Luis XVI.

Cuando se mira una moneda, hay que ver los dos lados, para ver si el diseño está bien conservado. En estas monedas, hay que fijarse en el pelo de una cara y en el estado de las flores de lis de la otra. Así se puede determinar si las monedas en cuestión están o no en buen estado.

En cuanto a la diferencia de precio, todas son monedas de plata, por lo que la diferencia no será muy grande. De hecho, los coleccionistas buscan sobre todo las fechas y las letras que faltan (talleres) para completar sus colecciones. Las más gastadas se venderán por 45-50€ y las más bonitas por 65€.

También me gustaría aprovechar esta oportunidad para mostrarles algunas fichas y medallas relacionadas con la Revolución con algunos grabadores bastante famosos. También hay pruebas, es decir, monedas que nunca han estado en circulación.

Evaluar el precio de una moneda es muy complicado porque hay muchos criterios a tener en cuenta: rareza, calidad… Mucha gente se remite a los catálogos de cotización, pero a veces son demasiado entusiastas con los precios en comparación con la realidad del mercado. Al ver las monedas ya vendidas, Delcampe es mucho más realista.

¿Qué consejo le daría a alguien que esté pensando en invertir en numismática?

Como consejo de inversión, le diría que evite las monedas modernas como el euro o las del siglo XX porque hay demasiadas en circulación. Yo diría que el mejor periodo es el comprendido entre 1700 y 1850. Lo ideal son los módulos de plata de muy alta calidad. Ahí no pueden perder. Era una colección que había iniciado yo mismo y me salvó porque gané mucho dinero con ella cuando necesitaba dinero.

¿Y los billetes?

Es muy complicado porque hay billetes raros de finales del siglo XX y billetes que no tienen valor aunque sean del siglo anterior. En este caso, recomendaría centrarse en la calidad y apuntar al periodo comprendido entre 1860 y 1910. Aquí es donde creo que se puede ganar más. En términos absolutos, y a pesar de que las monedas existen desde hace mucho más tiempo, hay más billetes diferentes que monedas.

¡Descubra la tienda Walburge-Collection en Delcampe!

Foto del avatar

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.