¡Las postales le permiten descubrir estas 3 profesiones olvidadas!

Así que tomemos un paréntesis nostálgico para descubrir 3 profesiones que han desaparecido.

Los adiestradores de osos

Una profesión de la que ya se hablaba en la Edad Media, el adiestrador de oso tuvo sus mejores años en el siglo XIX. El concepto consistía en presentar un oso en la plaza del pueblo. El adiestrador de osos forma parte de los que llamamos animadores ambulantes.
Su origen viene, como se puede imaginar, de las montañas. Cuando un oso adulto era asesinado, no era raro que los humanos se encariñaran con los cachorros y desarrollaran una fuerte relación con ellos. Así es como se desarrolló la profesión de adiestrador de osos. Incluso había una escuela para entrenadores de osos en Ariege. La reputación era tal que algunos adriestadores de osos se fueron a América. Pero el comercio estaba lejos de ser sólo francés. También se desarrolló en Italia, Alemania o en los Balcanes, para el gusto de los aldeanos que admiraban los animales salvajes que eran a la vez aterradores y bien entrenados.

Los pregoneros

Antepasados de los medios de comunicación, la función del pregonero es muy antigua. De hecho, se remonta a la antigüedad romana. Su tarea era recorrer las plazas de las ciudades para transmitir la información oralmente gracias a su grito: “Aviso a la población”. A menudo, antes de su anuncio con unos pocos golpes de tambor, también se le llama el tamborilero del pueblo.

Generalmente, el policía del pueblo era el pregonero, por poco que puediera leer. Los tambores de la ciudad oficiaron en algunos pueblos hasta los años 50, ¡difundiendo la información de un lugar a otro!

 

 

Los criadores de ostras

Desde la antigüedad romana, las ostras han sido uno de los platos apreciados por la gente. Como estas ostras venían de la Galia, para que llegaran frescas a Roma, era necesario que pudieran ser almacenadas en tanques alimentados con agua de mar. Ya en el siglo I a.C., el romano Sergius Orata lanzó el primer cultivo de ostras para facilitar el suministro. Sin embargo, esta práctica fue abandonada en el siglo V cuando los bárbaros invadieron el Imperio Romano.

En Francia, durante mucho tiempo se creyó que las reservas de ostras serían inagotables. Sólo a mediados del siglo XIX se crearon nuevos criaderos de ostras para mantenerlas fuera del alcance de los depredadores. Los trabajadores de estos criaderos de ostras son a menudo mujeres, las famosas ostreras que usan zapatos anchos para reducir la presión de su peso. La profesión fue abandonada en los años 80 porque el cultivo de ostras ya no se hace sobre el terreno.

 

Descubre también miles de postales antiguas que representan estas antiguas profesiones en Delcampe!

 

Héloïse

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.