Japón es un país absolutamente fascinante que está impregnado de tradición y a la vez inmerso en la modernidad más tecnológica. Desde hace tiempo, los occidentales se interesan por esta cultura tan especial, tan diferente de la suya. He elegido presentar siete fotos antiguas que considero clásicas de la cultura tradicional japonesa.

La geisha

La geisha es una mujer que dedica su vida al arte tradicional. Practica el arte de vestir el kimono, la música clásica, la danza, la socialización y la conversación y los juegos… De hecho, la palabra “geisha” significa “persona de arte”. El barrio de Gion, en Kioto, es el lugar que más alberga. ¿Son parte de las fantasías masculinas? No se dedican necesariamente a la prostitución, pero es bastante habitual. Ataviada con un kimono de seda, el tradicional moño japonés, la geisha debe ir siempre impecablemente maquillada. Las primeras geishas empezaron a aparecer en el siglo XVIII y en el XIX, mientras que a principios del siglo XX había muchas más que en la actualidad.

Para convertirse en geisha, la maiko (aprendiz de geisha) debe encontrar una madrina y someterse a un entrenamiento. En el pasado, las niñas eran raptadas a una edad temprana y su virginidad se vendía al mejor postor, pero esto ya no es así. Las mujeres siguen haciéndose geishas hoy en día, pero es una decisión voluntaria.

El samurai

Una práctica japonesa muy antigua, la existencia de los samuráis se remonta al siglo X. El término significa “servir” y se refiere a los guerreros japoneses. Los samuráis estuvieron presentes durante toda la Edad Media y hasta la primera mitad del siglo XIX. Tras la Restauración Meiji en 1867, esta tradición empezó a perder sus ventajas y su reputación. Hoy, los samuráis son historia. El futuro guerrero era alejado de su madre a una edad temprana y entrenado en las armas. Una vez completado este entrenamiento, el samurái se ponía al servicio de un señor local al que defendía hasta la muerte.

La yakuza

La yakuza es una organización japonesa de crimen organizado. Hay cuatro organizaciones principales en Japón. Su nombre significa “perdedores”, “buenos para nada”. Suelen proceder de entornos desfavorecidos y no son
necesariamente japoneses. Las yakuzas aparecieron en el siglo XVII para proteger a la población. Poco a poco, han creado bandas de delincuencia organizada y ahora se les considera delincuentes violentos. Desde 1992, las autoridades japonesas ha intentado desmantelar estos grupos. Tras una primera serie de leyes, el número de yakuzas había disminuido considerablemente. En 2010 se promulgaron otras leyes que prohíben la contratación de yakuzas por parte de civiles.

Los tatuajes son uno de los rasgos distintivos más comunes de la yakuza. Cada familia tiene el suyo y se hace a la antigua usanza, con todo el dolor que ello conlleva.

 

El junco

El junco es el barco tradicional asiático, cuyos primeros dibujos se remontan al siglo XVI. Su aparejo consiste en una o varias velas de sable completo con sables de bambú que se sujetan al mástil. Como Japón está formado por islas, el junco fue un medio de transporte especialmente importante en el pasado.

El palanquín

El palanquín es otro medio de transporte tradicional asiático que se corresponde con la silla de manos que conocemos
en Occidente. Dependiendo de la importancia de la persona que lo posea en la sociedad, será más o menos pesado y lo llevarán personas o animales. En Japón, se denomina “norimono” o “kago” según su importancia. En la foto del principio del artículo, se trata de un “kago”.

Las bodas japonesas

Las bodas japonesas, como todas las bodas, tienen sus propias costumbres. La ceremonia tradicional tiene lugar después de una ceremonia
de compromiso en la que recibirán 9 regalos impuestos. El día de la boda, la novia llevará un kimono blanco, realzado por accesorios que le darán un toque de color. En la cabeza lleva un gran moño y el tocado tradicional, el watoboshi. El novio lleva un traje oscuro con pantalones anchos. Los otros invitados llevan kimono. Durante la boda, en la tradición sintoísta, los novios reciben una copa ante la que deben inclinarse y beber tres sorbos de sake cada uno para fortalecer su vínculo y agradecer a los dioses. Después, intercambian anillos y reciben una rama para sellar su amor.

Durante la celebración posterior a la ceremonia, la novia cambia su kimono blanco por uno de colores. Ella y su marido recibirán dinero de los invitados como regalo de pareja, siempre una cantidad impar para que la suma no pueda dividirse… Este rito explicado del matrimonio tradicional japonés es el sintoísta.

La religión sintoísta

El sintoísmo es la religión más antigua de Japón. Se basa en diversas creencias politeístas y, en particular, en la de los kamis, espíritus que pueden encontrarse en distintos lugares. En la actualidad, 90 millones de japoneses
todavía la practican. Los sacerdotes sintoístas fueron empleados del Estado entre 1872 y 1945. En aquella época, el emperador de Japón era también el jefe del culto. Tras la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial, la religión sintoísta se vio afectada. Aunque la mitad de la población japonesa sigue practicando religiones derivadas de esta creencia, no es raro que también practiquen ritos budistas o cristianos.

Esperamos que haya disfrutado de este pequeño viaje fotográfico al Japón tradicional y lo animamos a descubrir otras fotos antiguas de Japón en Delcampe.

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.