¡Volvemos con Maryse Hilsz y los vuelos que marcaron su vida!

Aquí está la tercera parte del artículo de Gérard Collot sobre la aviadora Maryse Hilsz.

La primera y la seguna partes están en este blog.

Más proezas

El 31 de agosto del mismo año, participó, junto con otras 7 aviadoras, en la primera Copa Hélène Boucher y fue la primera, cubriendo París-Cannes a una velocidad media de 277 km/h. También ganará la Copa 1936 con una media horaria de 366,7 km, en el Caudron – Renault F – ANAM.

El 20 de junio de 1935, Maryse perdió su hermoso récord de altitud: la aviadora italiana Carina Negrone la destrona con un ascenso a 12043 metros. Y no le gustó nada a Maryse. Esta vez, decide elevar el récord lo suficientemente alto como para estar tranquila por un tiempo: ¡busca los 14.000 metros! Esto significa, al mismo tiempo, batir el récord masculino francés de Gustave Lemoine. El 23 de junio de 1936, en un Potez 50 con ala aumentada, equipado con un motor Gnôme y Rhône de 900 CV, Maryse Hilsz elevó el récord a 14310 metros, un récord mundial que fue mejorado por Georges Détré, otro gran piloto francés, el 14 de agosto siguiente con 14842 metros. Pero el récord de mujeres en aviones de hélice sigue siendo el suyo.
El 19 de diciembre de 1936, atacó el récord de velocidad en base que poseía desde 1934 Hélène Boucher con 445 kilómetros por hora. El avión es un Caudron-Renault C.460. El despegue es perfecto pero nunca lo veremos volver a la base de Istres, donde los cronometradores están esperando a que pase. Expulsada de su avión a gran velocidad por una razón desconocida, Maryse, gravemente herida, fue rescatada por su paracaídas.
La sed de récords de Maryse Hilsz no se detiene ahí. Hay uno que le gustaría que Francia tenga de nuevo: el de la distancia en línea recta, detenido por la americana Amelia Earhart con 3489 km. El 19 de diciembre de 1937, a las 14:20 horas, bien recuperada de su accidente, despegó de Istres a bordo de un Caudron-Simoun hacia Basora. Pero las malas condiciones climáticas, con un fuerte viento en contra, aumentan considerablemente el consumo de combustible y Maryse estima que su intento fracasará.

Paris-Saïgon

Aterrizó en Alejandría en la mañana del 20 de diciembre y cambió su enfoque. Como este récord se le escapa, atacará el récord de París – Saigón que posee André Japy desde diciembre de 1935 con el tiempo oficial de 98h52mn. Salió al aire unas horas más tarde, redujo el número de etapas, descansó poco y aterrizó en Saigón el 23 de diciembre a las 6:45 de la mañana, hora oficial de 92 horas y 31 minutos. No hay correo conocido en ninguna dirección para este viaje.

Después de unos días de descanso en Saigón, decidió volver a París aún más rápido, en sólo tres etapas: Jodhpur, Damasco y París. Un desafortunado fallo del motor en medio de la noche le obligó a aterrizar en el desierto de Baluchistán, entre Djask y Bender Abbas. No fue encontrada hasta dos días después.

Su último récord antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial es el de la distancia sin escalas para aviones de primera clase. A bordo de un Caudron-Simoun, viaja de Istres a Port-Etienne, o sea 3200 km.

Implicada en el cuerpo femenino de la Fuerza Aérea francesa, murió en un accidente el 30 de enero de 1946, pasajera en un “Siebel”, atrapada en una tormenta en la región de Bourg-en-Bresse.

Referencias: Ficha del Ministerio de Armas; Carnet de obras sociales del Ministerio del Aire; Diccionario de la Aviación de Edmond Petit; Conquérantes du Ciel de Hervé Lauwick; Femmes de l’Air de Roland Tessier.

Descubra los objetos relacionados con la aerofilatelia en venta en Delcampe.

Escrito por Gérard Collot del CAF

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.