La continuación de nuestro primer artículo sobre la gran aviadora Maryse Hilsz, ¡vamos a seguir viajando!

Antes de leer éste, descubra el primer artículo dedicado a Maryse Hilsz.

París-Madagascar

Después de haber tomarle el gusto a los viajes largos, Maryse Hilsz prepara un París-Madagascar y vuel-ta. Esta vez, utiliza un Farman 291, registrado F – ALUI y denominado “JOE II”. Acompañada por el me-cánico Dronne, despegó de Le Bourget el 31 de enero de 1932 y no llegó a Tananarive hasta el 31 de marzo. Hay que decir que un grave accidente mecánico el 4 de febrero en Birni n’Konni, un pueblo per-dido en África central, le obligó a cambiar el motor y le hizo perder más de un mes. Sus amigos Jacques y Violette de Sibour vinieron y le trayeron un nuevo motor a bordo de su Farman, idéntico al de Mary-se.

La vuelta se realizó en 29 días, desde el 8 de abril hasta el 7 de mayo de 1932. Estará marcado por un aterrizaje forzado en el islote de Juan de Nova. Pero dejamos a Maryse comentar su aventura: “¡La avería! La horrible avería ocurrió por encima de olas implacables, con un dispositivo de balanceo y tal vez agravante: sólo sé nadar un poco de pecho…. Después de salir de Tananarive, volé 200 kilómetros durante una hora. Al llegara Tambouharano, recibí un telegrama del Gobernador General y decidí cru-zar el Estrecho de Mozambique; el cielo estaba nublado, hacía frío, las olas se sucedían, sin fin. De re-pente, mi motor se detiene: es la avería. Afortunadamente, mi motor tuvo la idea de detenerse unos instantes después de sobrevolar el islote Juan de Nova. Aterricé en una playa plateada, rodeado de coral. Los nativos apresurados me recibieron muy amablemente, invitándome a compartir su comida. Así es como, por primera vez, comí tortugas. Al día siguiente, tuve la suerte de ver la llegada de un avi-so de la Marina francesa: L’Antarès. Después de 5 días de trabajo, mi motor fue reparado y pude irme”.

Nos sabemos nada del pliegue para la ida pero hubo una pequeña cantidad saliendo de Madagascar con matados de TANANARIVE 6/4/32, llegada PARIS GARE DU NORD-AVION 8/5/32. Los pliegues con destino al Norte de África fueron enviados por la ruta aéra y llevan el sello de tránsito de MARSEILLE GARE-AVION 9/5/32, llegada ALGER – R.P. 10/5/32.

Más Alto

Tras su regreso de Madagascar, Maryse decidió cambiar de deporte y batir el récord de altitud de las mujeres. El objetivo es hacerlo mejor que la estadounidense Ruth Nicholls, que ostenta el récord con 8761 metros. Durante 3 meses, Maryse entrenó muy seriamente y el 10 de agosto, a bordo de un Morane Saulnier equipado con un motor de 420 CV, alcanzó los 9.791 metros; ¡mil metros más! ¡Eso es considerable! Se le concede la Cruz de Chevalier de la Legión de Honor.

París-Tokio

Con el récord establecido, Maryse se sintió atraída de nuevo por el Este y decidió hacer un viaje de París a Tokio – París con su Farman 291 “JOE II” acompañada por Lemaire, un mecánico que sustituyó a Dronne, con el que se había peleado tras su avería en Birni n’Konni. Dejó París el 1 de abril de 1933, aterrizó en Hanoi el 7 y en Tokio el 16. ¡Es un gran logro! Paris – Hanoi en 5 días 20 horas y 13 minutos, Maryse iguala las mejores actuaciones masculinas en este curso, todos saludan su audacia, coraje y fuerza física. Hay que decir que Maryse combina la gracia femenina con una fuerza muscular poco común que le permite volar aviones normalmente destinados a los hombres. La vuelta se realiza entre el 23 de abril al 14 de mayo. El mal tiempo la retrasó seriamente, una primera vez en Seúl donde perdió 2 días, una segunda vez el 13 de mayo, donde una niebla muy densa la obligó a aterrizar en Lyon, luego en Romilly, mientras esperaba volar sin escalas de Brindisi a Le Bourget.

Para el viaje de ida, sólo el mismo comerciante de Calcuta, Stephen Smith, preparó 90 sobres con una viñeta ilustrada con un elefante para la ruta Calcuta – Rangún. Pero Maryse, preocupada por establecer un nuevo récord, sólo entregó el paquete de cartas cuando llegó a Hanoi. Estas cartas fueron devueltas a sus destinatarios por AIR ORIENT, que las envió por correo a Calcuta. A continuación, el destinatario colocó una garra explicativa de 3 líneas. Tienen un sello de salida CALCUTTA 21 APR 33 y de llegada CALCUTTA 22 APR 33.

Para el viaje de regreso, sólo se conoce un pliegue hasta ahora. Es una postal firmada por Maryse Hilsz dirigida a la empresa CASTROL y que contiene, como de costumbre, un texto muy breve: “Agradecimientos”. La cancelación original TOKIO 22/4/33, llegó a Castrol el 15 de MAYO de 1933 en el compostador-datador.

¡Una buena sorpresa!

A su vuelta, Maryse Hilsz se sorprendió al recibir el premio Breguet 330 del Ministerio del Aire francés. Es un dispositivo militar totalmente metálico que debe ser presentado en el extranjero. Inmediatamente, Maryse planeó otro viaje al Lejano Oriente y llamó a su avión “JOE III”. Tras unos meses de trabajo, acompañada por el mecánico Prax, Maryse abandonó Francia el 26 de enero de 1934 para emprender un nuevo viaje a Tokio. El 31 de enero, en la escala de Alepo, estalló una violenta tormenta. El avión rompió sus amarres y sufrió graves daños. No llegará a Tokio hasta el 6 de marzo, 39 días después de su salida de París. En reconocimiento a sus raros méritos, Maryse Hilsz recibió la Gran Medalla de Oro de la Sociedad Imperial de Aviación Japonesa. A su regreso, se marchó de Japón el 20 de marzo, atravesó China, se detuvo unos días en Indochina y estableció un nuevo récord Saigón-París en 5 días y 10 horas.
No sabemos si hubo correos durante la ida.

Durante su viaje de regreso, Maryse Hilsz hizo escala en Corea y China para llegar a Francia vía Indochina. En Keijo (Seúl-Corea, ocupada por los japoneses de 1910 a 1945), se le entregó una pequeña carta (algunas fuentes hablan de 10 cartas, pero sólo conocemos 2 hasta ahora), con destino a Indochina.
Estos pliegues, con sellos japoneses, llevan el matasellos de salida de Keijo 17/03/34, así como el sello de tránsito en Tientsin (norte de China, ahora Tianjin) con un matasellos del Consulado de Francia.

El 11 de junio de 1935, para cambiar un poco, Maryse atacó su propio récord de altitud y alcanzó los 11265 metros con un Morane-Saulnier 275.

A continuación… Descubra los objetos relacionados con la aerofilia en venta en Delcampe.

Escrito por Gérard Collot del CAF

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Un comentario

  1. Ι don’t even know how I ended up һere, but I thοught this post was great.

    I do not know who you аre but definitely you’re going to a famous
    blogger if you aгen’t already 😉 Cheeгs!