Cuando pensamos en monedas, lo primero que nos viene a la mente son las monedas de metal. Oro, plata, bronce... Desde luego no pensamos en el cartón y, sin embargo, este material se ha utilizado para acuñar monedas en varias ocasiones.

Las monedas de cartón forman parte de lo que se conoce como monedas de necesidad. Estas permitieron evitar el uso del metal que se requisaba en tiempos de guerra. Por ello, estas monedas eran relativamente efímeras y de valores bajos. De este modo, hacían posible la compra de productos básicos comunes durante cortos periodos de tiempo. Además, había pocas falsificaciones, ya que no valía la pena el esfuerzo.

Estas monedas las imprimían principalmente estados o autoridades locales, aunque también lo hacían algunas empresas grandes. El cartón tiene diferentes cualidades: es ligero, fácil de almacenar y de imprimir… Sin embargo, tiene un gran defecto, cuando hay humedad, el cartón se degrada fácilmente, de ahí la corta duración de estas monedas.

Monedas de cartón francesas

En Delcampe encontramos varias monedas de cartón que se utilizaron en diferentes partes de Francia durante la Primera Guerra Mundial. Lilla, Cahors y Gers son algunos ejemplos de localidades que emitieron estas monedas.

Sin embargo, son más escasas las monedas francesas que podían utilizarse en todo el territorio.

 

No podemos recordar las monedas de cartón sin mencionar una particularidad de algunas de estas. Muchas de ellas llevan un sello para certificar su valor, como puede verse en esta moneda de Marsella. En España esta práctica también estaba muy extendida.

 

 

Otras monedas de necesidad

Aunque el uso del cartón como moneda es sin duda el más inesperado, no es el único material que se utilizó para fabricar monedas de necesidad. Recordemos que estas monedas se crearon para evitar el uso de metales «útiles» en tiempos de guerra. Por ello, también se acuñaron monedas con metales más ligeros, como el latón o el aluminio. Curiosamente, también existían las monedas de porcelana.

Muchas de estas monedas de necesidad quedaron fuera de circulación al finalizar la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, Alemania siguió acuñándolas más tarde, en la década de 1920.

Hoy en día, estas monedas ya no se utilizan y solo resultan de interés en las colecciones de los numismáticos. Sin embargo, hay muchos ejemplares a la venta en Delcampe.

 

 

 

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.