Sabía que esta herramienta, propiedad de casi todos los hogares, ha sido patentada no menos de 300 veces? Hay miles de modelos de sacacorchos, lo que lo convierte en una excelente pieza de colección.

La historia del sacacorchos

Como probablemente ya sabe, el vino ha existido durante miles de años. Se menciona en escritos que se remontan a la antigüedad, entre otros. Por otro lado, los contenedores han evolucionado mucho con el tiempo. La historia del sacacorchos está por definición ligada a la del corcho y la botella.

La botella fue un gran avance en la historia del vino porque le permitió envejecer con seguridad y le facilitó mucho su traslado.

Para cerrar las botellas, el primer proceso utilizado es un sistema de clavijas de madera rellenas de estopas empapadas en aceite, todo sellado con cera. El corcho de este período podía ser removido por medio de un cordón fijo pero marcaba algunas debilidades. Este sistema fue reemplazado por el famoso corcho que conocemos hoy en día y que trajo la necesidad del sacacorchos.
La primera referencia escrita sobre el sacacorchos data de 1681 y se le asimililaba a un mecha de acero. Sin embargo, sólo 100 años más tarde, el reverendo Samuel Henshall, un inglés, presentó la primera patente para un sacacorchos en 1795.

Varios sistemas ingeniosos para quitar los corchos

El primer principio para quitar los corchos juega con el principio de la mecha insertada. Según varias fuentes, el sacacorchos se inspiró de la herramienta con la que evacuaban los cañones o las armas obstruidas. Teniendo esta suposición en cuenta, es probable que los primeros sacacorchos fueran hechos por fabricantes de armas.

Muy rápidamente, la barra del sacacorchos adquirió su forma de cola de cerdo que hizo posible tener más apoyo dentro del corcho. Con el paso de los años, el aparato se perfeccionó ofreciendo varios métodos para descorchar las botellas.

El sacacorchos en forma de T, probablemente el más antiguo de los sistemas que conocemos. Tiramos después de haber empujado el gusano en el corcho.

La ” Walker Bell “, uno de los primeros sacacorchos americanos que empuja la botella hacia abajo manteniendo el corcho y haciendo que salga.

El “sacacorchos sommelier”, que juega con un efecto de palanca y es del tamaño de una navaja de bolsillo. Se lo debemos al inventor alemán Carl F.A. Wienke en 1882.

El sacacorchos alado, también conocido como sacacorchos “Charles de Gaulle”, que fue patentado por el Sr. Heely (cuyo nombre lleva oficialmente) en 1888.

El Screwpull depositado por Herbert Allen en 1979, cuyo primer espécimen se expone en el MoMa de Nueva York! Y entre los sacacorchos modernos, el sacacorchos eléctrico que descorcha las botellas con un simple clic y el último, el Coravin que utiliza una jeringa y gas inerte.

Sacacorchos de colección

El coleccionista de sacacorchos o helixófilo tiene muchas maneras de coleccionar sacacorchos: por modelo, por marca, por período… Aquí hay una pequeña selección de los muchos y hermosos sacacorchos que puedes encontrar en Delcampe.

 

 

Héloïse

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.