La filatelia islandesa está estrechamente ligada a la historia del país. Pequeña isla del Atlántico, con fronteras con Noruega, Groenlandia, Dinamarca y las Islas Feroe, su nombre significa "tierra de hielo". Sus 103.000 kilómetros cuadrados albergan numerosos volcanes.

Los primeros rastros de ocupación de Islandia se remontan al siglo IX, cuando la isla fue colonizada por los vikingos. A partir de ese momento, Islandia se pobló de noruegos, que abandonaron su país para huir de la guerra. En el año 930, para tener una política común, Islandia creó el Althing, el parlamento más antiguo del mundo. Hasta el siglo XIII, los islandeses se autogestionaban y se convertían al cristianismo. Desgraciadamente, en el siglo XIII, los habitantes se pelearon hasta tal punto que Islandia ya no podía administrarse a sí misma. En 1262, Islandia se convirtió en una colonia del Reino de Noruega.

En 1536, la isla quedó bajo dominio danés. La población se empobreció. Sin embargo, durante tres siglos, este dominio danés no pareció ser un problema. Fue a mediados del siglo XIX cuando la población islandesa luchó por su independencia. Sin embargo, no fue hasta el final de la Primera Guerra Mundial cuando Islandia volvió a ganar cierto grado de autonomía. La isla fue reconocida como independiente, pero su gobernante siguió siendo el rey de Dinamarca. No fue hasta 1944, al final de la Segunda Guerra Mundial, cuando Islandia se convirtió en una república totalmente independiente.

Cuando aparecieron los primeros sellos del mundo (1840), Islandia aún estaba bajo dominio danés. Por ello, los sellos daneses aparecieron en suelo islandés ya en 1851.
En 1873, Islandia recibió el permiso de Dinamarca para emitir sus propios sellos. Su diseño es muy similar al danés, pero la palabra “Island” está marcada en el sello.
En 1873, Islandia recibió el permiso de Dinamarca para emitir sus propios sellos. Su diseño es muy similar al danés, pero aparece la mención “Island”.
En 1876, se emitió una nueva serie. Seguía marcando “Island” y esta vez los valores faciales eran en aurar islandeses, a diferencia de la primera serie en skilling danés.
En 1920, dos años después de su independencia, Islandia emitió sus primeros sellos reales. Sin embargo, debían llevar la efigie del rey Cristian X de Dinamarca, que seguía siendo el soberano de la isla. Se emitió una serie de 11 sellos con valores faciales que iban de 1 a 50 aurar.

En 1925, una serie más nacionalista muestra paisajes y edificios típicos de Islandia. El movimiento independentista se acentúa cada vez más.

No fue hasta 20 años después, en 1944, cuando Islandia declaró su plena independencia. Hoy en día, Islandia como país tiene su propia filatelia, inspirada en gran medida por los particulares paisajes de esta isla única.
Y sin embargo, la colección filatélica de Islandia está llegando a su fin. En mayo de 2020, Correos de Islandia anunció el cierre de su departamento filatélico. Los últimos sellos nuevos de Islandia se emitieron a principios de 2021. Actualmente, Correos se está deshaciendo de su gran stock de sellos para franquear el correo, pero no desea continuar con esta actividad.

Más información sobre los sellos islandeses a la venta en www.delcampe.net

Escrito por Héloïse

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Debe utilizar estos atributos y etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

3 comentarios

  1. no debe ser En mayo de 1920,,,,,,,,,,, sino En mayo de 2020,

  2. Estoy vendiendo mi colección de estampillas. Si desea, avíseme